3 cosas claves que debes saber si quieres Emprender


beatriz-lora-h-quiero-emprender-arctic-fox

Antes de hablar a profundidad sobre las 3 cosas claves que debes saber si quieres emprender, quiero darles un pequeño contexto sobre mi visión como emprendedora con myarcticfox.

Los emprendedores desarrollamos un buen conocimiento práctico y en mi opinión no es fácil transmitirlo, pero quiero tratar de hacerlo de una manera sencilla para toda aquella persona que como tantas otras quieran emprender y no sepan por dónde empezar.

Aclaro que no tengo una formación académica acerca de emprendimiento, les hablo desde mi experiencia, incluyendo los aprendizajes que tuve a partir de mis muchos errores y mis aciertos.

Un emprendimiento es como un niño, al inicio tienes que ayudarlo a que aprenda a caminar, te produce insomnio, angustia y hasta dolores de cabeza, pero no imaginas lo que se siente verlo crecer, caminar y correr, produce una satisfacción personal difícil de describir con palabras.

¡Solo la puedes sentir y disfrutar!

Mi increíble experiencia en este proyecto de vida me ha dado tantas satisfacciones personales que no podría enumerarlas todas, mentiría al decir que es una escalera de subida, las caídas fueron fuertes, pero me han dejado tantos aprendizajes capitalizables que las atesoro.

Quiero contarte desde mi experiencia al ver como este “hijo” crece y se transforma y después de darme tantas noches de insomnio y angustia hoy me entrega satisfacciones y gloria.

Creo firmemente que si haces algo con mucha pasión esa energía inspira a otros alrededor y te ayudan a hacer realidad tus sueños, de eso se trata emprender, de soñar y es lo más claro que debes tener cuando inicias este viaje por que es lo que te dará la fuerza para seguir luchando.

Hoy en día tenemos la facilidad de aprender en internet, de conocer historias de éxito de otros emprendedores y algunos como en mi caso quieren contarla, lo hago por que a mí me habría fascinado saber cómo emprender hace 5 años.

Este Blog está escrito en la página web de mi emprendimiento myarcticfox y ocasionalmente haré referencia a esta para ilustrar mis ideas con ejemplos.

3 PILARES CLAVES QUE DEBES TENER EN CUENTA SI QUIERES EMPRENDER

1.SUEÑA Y AFERRATE A ESE SUEÑO CON TODAS TUS FUERZAS

Parece sencillo y hasta cursi, pero no lo es, un Emprendedor es un soñador y algunas veces ese sueño fracasa por distintos motivos, imagina que es la casa de los 3 cerditos, si sus cimientos son frágiles  un soplo el lobo feroz la derrumba.

Pero si sus cimientos son fuertes y te aferras con todas sus fuerzas a ese sueño nada puede tumbarlo, esto no quiere decir que no enfrentarás adversidades, es parte de crecer y fortalecerse, recuerda que aprendes mas de los errores que de los aciertos.

Un ejemplo que me encanta es el de cenicienta, como es posible que una mujer huérfana, maltratada, humillada, cante de alegría todas las mañanas y sueñe con su príncipe azul. "soñar es desear la dicha de nuestro porvenir, lo que el corazón anhela se sueña y se suele vivir"

Video de la canción clik aqui

No es un simple ejemplo de caricatura si Walter Disney logro crear al ratón más famoso del mundo, tuvo que hacerlo al aferrarse a ese sueño con todas sus fuerzas y es un elemento común en casi todas sus películas. Walter Disney: “Si lo puede soñar lo puede Hacer”

Si quiere saber más de Walter Disney  clik aqui

La primera vez que observé una máquina de coser a los 8 años decidí que me quería dedicar a "coser", a los 15 años tuve mi primer negocio de pijamas, no sabía usar una maquina o dibujar, mucho menos calcular costos, desde luego Fracasé.

Estudié Administración de Empresas convencida de que encontraría el trabajo de mis sueños y a mis 35 años lo seguía buscando, así que entré a una Escuela de Diseño de Modas y empecé a estudiar lo que siempre soñé.

Inicié un intento de emprendimiento, pero mis cimientos eran muy frágiles, una Empresa de Dotaciones llamada Creaciones Corelia, vendía uniformes a las empresas y alcancé a participar en licitaciones estatales con una Empresa aliada, no me hacía feliz este trabajo.

No debes buscar cosas afines a tu sueño pensando que ese camino puede eventualmente unirse con el que realmente quieres transitar, es poco probable que el destino te lleve, eres tu la que decide que quiere hacer con su vida, nadie lo hará por ti.

Había estudiado diseño de Modas pero distaba mucho de tener conocimiento practico de materiales, moldería, corte en fin, dependía de la buena voluntad de los proveedores, confesionistas y patronistas para resumir volví a  fracasar.

Fue entonces cuando decidí dedicarme a hacer lo que realmente quería y eran pijamas, una persona que hace lo que le apasiona jamás trabajara y es absolutamente cierto.

Recuerdo mis inicios, cosiendo mis primeras pijamas en el comedor de mi casa, “distan mucho de lo que fabricamos hoy en día”. Una tarde mi esposo me dijo: me alegra que tengas un Hoobie, yo le contesté: ¡Mejor prepárate para ver lo grande que va a ser esta Empresa!

Todos los días desde el primer momento que decidí hacer mis pijamas, visualicé mi futuro, (una fabrica con maquinas industriales, con operarios haciendo mi producto, con mi pantalla grande de pc blanca para hacer los diseños y cientos de cajas saliendo para ser repartidas a nuestros clientes)

Estaba convencida de que era una realidad, que tenía que crear los procesos de manufactura yo sola en el comedor de mi casa porque el día que tuviera empleados ellos debían aprender mi método de trabajo.

Debes estar convencida de lo que quieres alcanzar, segura de que viene a ti y que estas lista para recibirlo, no es otra cosa que soñar y creer que es posible, que ya es un hecho y es solo cuestión de tiempo para que pase.

El libro el Secreto de Rhonda Byrne, las 7 leyes espirituales del éxito de Deepack Chopra, los dos Best Seller, la Vida de Chris Gardner en Busca de la felicidad por citar algunos hablan de lo mismo: sueña y cree en ti.

Ingresé a la Escuela de diseño y Moda sin tener idea de enhebrar una  máquina de coser, los profesores apostaron que me retiraría al mes siguiente, pero tomé las riendas de mi vida y decidí hacer lo que quería y me aferro a mi sueño con todas mis fuerzas, visualizo mi futuro y me preparo.

Los Emprendimientos no son como un deporte de carreras, son una maratón, no tienes que llegar primero a la meta, solo disfruta del camino, de los retos, pero sobre todo del aprendizaje mientras llegas.,

2.PREPARATE

Un Emprendedor es un “todero”, especialmente cuando inicia. Yo era la diseñadora, confeccionista, cortadora, atención al cliente etc. Generalmente se empieza con recursos limitados. En muy pocas ocasiones tienes un inversionista dispuesto a entregarte su capital cuando estas empezando.

 Los inversionistas pueden aparecer en el camino, serán familiares, amigos, una entidad financiera, ten presente que el dinero pasa de mano en mano, fluye y si haces bien las cosas va a llegar a ti, pero debes estar listo para usarlo correctamente y multiplicarlo.

Puede que tengas la suerte de contar con un socio inversionista dispuesto a entregar su capital inmediatamente para que desarrolles tu idea de negocio. Ten cuidado porque tener el capital al inicio no es garantía de éxito.

Un emprendedor debe saber lo que su negocio necesita, debes contar con datos que te ayude a tomar decisiones acertadas, y bueno porque no? También un poco de intuición. Lo primero que necesita tu sueño es preparación, “Para saber mandar hay que saber hacer”

Cuando inicie mi negocio de dotaciones, era capaz de diseñar y coser en modo básico, no tenía idea de patronaje por computador, materiales o corte industrial.

La peor experiencia que tuve fue la vez que un taller de confección (que en el medio se conoce como satélite) al que le pagué por anticipado

(algo que sugiero no hacer), no me entregó un pedido de sudaderas para una entidad estatal, tuve que llegar con policía a sacar el producto, las pocas operarias que había no daban razón del dueño.

Cuando llevé el producto para que fuera terminado por otro satélite, descubrimos que las sudaderas de hombre que eran el 80% del pedido se hicieron con el molde de mujer, es decir con el tiro muy bajo, de forma que al usarse convertiría en tenor a cualquier caballero.

Cuando trabajas para el Estado tienes el tiempo justo para entregar, existen cláusulas de incumplimiento y en algunos casos indemnizaciones, por lo que era imperativo asumir el sobre costo de arreglar los errores.

Descubrí que la persona que hacia la molderia por computador había, de manera descuidada, usado un molde de mujer para todas las sudaderas, además el dueño del satélite no tenía idea de su negocio y yo muy poca para notarlo.

Encontré un nuevo satélite donde tratamos de arreglar las sudaderas. Adicionalmente la tela estaba agotada y teníamos un par de días para entregar.

 Me retiré del negocio de dotaciones y tomé varias decisiones, la primera hacer pijamas, la segunda las haría yo y la tercera aprendería todo el proceso productivo para minimizar mi dependencia de terceros.

 Así fue como aprendí: Diseño de Modas, Diseño textil, Confección, corte, patronaje, molderia por computador, fotografía, edición de fotografía, diseño gráfico, estampación, marketing digital, comercio electrónico, planeación de procesos productivos, mercadeo y publicidad.

También aprendí: manejo de inventarios, costeo, facturación, logística de envíos, servicio al cliente, manejo de personal, contabilidad y finanzas y ahora por la coyuntura “Protocolos de bioseguridad”

Si bien no soy una experta en todos los temas tengo el conocimiento para dirigir mi negocio y continuo en constante proceso de aprendizaje. Cuando requerí los servicios de una satélite de confección de nuevo, en el momento que la demanda superó mi capacidad productiva, llevé mis prendas y di instrucciones.

Las personas del satélite me miraron desconcertados al ver que usaba los mismos términos que ellos. Fue entonces cuando me dijeron: eso no se puede hacer.

Les pedí que enhebraran una maquina llamada collarín y me senté a coser, ¿y saben qué? Si se pudo. Desde ese momento supieron que debían entregar un trabajo de muy buena calidad pues yo podía notar la diferencia.

No digo que necesariamente debas tener el conocimiento de absolutamente todo en aquello que quieras emprender, pero te garantizo que si lo tienes el resultado va a ser mucho mejor.

Los emprendedores como te comenté anteriormente deben saber lo que su negocio necesita, a veces queremos anticiparnos al ciclo natural de este proceso. Tu emprendimiento al inicio es como un niño, debe aprender a caminar antes de correr.  

En mi casa tenia las maquinas de coser también retazos de tela, hilos etc y por lo tanto los costos fijos eran muy bajos. Un día mi esposo se levantó en la mañana y había varios rollos de tela en el pasillo y 3 personas extrañas trabajando en la sala, (las personas del satélite). El se tomó del cabello y dijo: Dios mio!!.

Yo había visto meses antes el lugar donde se mudaría mi emprendimiento y había llamado a preguntar el valor del arriendo, “no podía pagarlo” entonces cada vez que pasaba por ahí miraba al cielo y decía -cuando el arriendo baje a x monto me mudo.

El domingo en mención en el que literalmente nuestro emprendimiento empezaba a sacarnos de la casa, llame a preguntar y ¿adivina qué?

El arriendo estaba justo al valor en el que yo lo había visualizado, pedido, deseado, ni un centavo menos, solicité una cita y fui a verlo, la persona que me lo enseño me dijo que había otro cliente interesado, le sonreí y le dije (es para mí, estoy segura)

Tu emprendimiento va a empezar a tener identidad propia y necesidades casi como un ser vivo y te va a empezar a pedir lo que necesita, si lo sabes escuchar.

¿Sentirás miedo de tomar riesgos? claro que sí, ¿de asumir más responsabilidades? por supuesto, pero recuerda si te aferras a ese sueño con todas tus fuerzas, te preparas y aprendes de tus errores tienes “Mucho que Ganar y Nada que Temer”

 

3. RODEATE BIEN

Esta es la parte más difícil que enfrenté en mi proceso de aprendizaje, por circunstancias de la vida no había tenido la suerte de rodearme bien. Déjenme ilustrarlo con esta historia:

Cuando todavía estaba en mi casa cosiendo y la demanda empezó a subir, busque un satélite de confección en redes sociales, en ese tiempo hacia 5 pijamas al día, no era experta, por lo que cosía muy lento.

Les lleve los productos y les dije: No fabrico mucho, pero esta empresa va a crecer y quiero contar con ustedes, aceptaron encantados, me pidieron que llevara todas mis telas que ellos cortaban y confeccionaban mientras yo vendía, acepte feliz.

Sin embargo, pasado un par de meses la demanda no aumentaba, y creo que por esto el satélite me pidió recoger mis cosas e irme, no era rentable para ellos puesto que pagaba por prenda terminada.

Para seguir creciendo tenía que aprender de redes sociales, ferias de emprendimiento, mercadeo, canales y publicidad y eso tomaría un tiempo.

En un par de meses lo que aprendí de redes sociales y mercadeo empezó a dar resultados modestos, así que los llamé de nuevo y les dije: “vengan a trabajar conmigo a mi taller en mis máquinas y les pago mensualmente, así no importa si vendo o no”

Un día me pidieron que les vendiera tela para hacer un producto propio, y me enteré de que estaban usando uno de mis diseños para venderlo en su Facebook.

La demanda aumentaba, no era capaz de coser sola, y si me quedaba sin satélite estaría en problemas. Aun así los cité y les dije: “No quiero seguir trabajando con ustedes”

Tu emprendimiento es como tu hijo. Es tu deber protegerlo de cualquiera que intente hacerle daño, con o sin intención, depende de tí y es tu responsabilidad velar por su bienestar.

Si no tienes una habilidad pide ayuda a quien si la tenga:

En cierta ocasión llego un pedido grande de una empresa, mi hermano menor me estaba ayudando en sus vacaciones, pero no sabía coser, así que le pedí a mis amigos de Kad Textil https://kadtextil.com/ que me consiguieran un par de operarias.

Llegaron dos señoras una de aspecto rudo, mal hablada y un poco altanera, la otra de nombre Alix muy dulce y sonriente, me inspiró confianza, se sentaron a coser y note como Alix le dijo a su compañera en voz baja ¡esto es divino y hacen pijamas!

Su compañera le contesto: No se haga ilusiones usted no va a trabajar aquí.

Un día de 8 horas no bastaba para entregar el producto, les pedí que se quedaran pagando horas extras. La señora altanera dijo No Y Alix contesto: claro que sí, finalmente se quedaron las dos.

Terminaron su trabajo y la señora Alix me dijo – Señora Beatriz hacer pijamas es el sueño que he tenido toda mi vida, cuente conmigo si me necesita.

Empezó trabajando sábados y domingos, pues tenía otro trabajo entre semana desde hace 10 años. Yo sentía temor de pedirle que se viniera a trabajar conmigo pues no sabía si podía ofrecerle la misma estabilidad.

Cada vez que ella tenía oportunidad me decía: “yo me vendría a trabajar aquí feliz cuando usted me lo pida” ¿Recuerdas que te dije que los emprendimientos te van pidiendo lo que necesitan si los sabes escuchar?

Sí bien la demanda aumento un poco, tomar decisiones de contratar personal no es fácil, una cosa es que te ayuden “temporalmente” o que sea un satélite que entrega el producto.

Pedirle a una señora que deje el trabajo de 10 años por venirse a aventurar en un emprendimiento conmigo es otra cosa, el día que lo hice rece mucho: “Si yo no tengo la sensatez de hacer lo correcto señor has que Alix sí”

Alix estaba decidida, le pedí que se tomara su tiempo para pensar, ella solo sonreía y me dijo (No tengo nada que pensar) este también es mi sueño haciéndose realidad.

 

señora sonriendo en su taller de confeccion

Difícilmente logras volver exitoso un Emprendimiento tú sola, necesitas, clientes, proveedores, colaboradores, inversionistas y empleados. Es vital contar con las personas correctas, es clave para el éxito y crecimiento de tu Emprendimiento.

Mi emprendimiento se convirtió en Empresa SAS en enero de 2020, cuando superamos el monto en ventas que el gobierno exige, hoy damos 3 empleos directos y casi 20 indirectos y tenemos planes de continuar creciendo.

Pasamos de fabricar 500 productos al año a casi 4000, el año de mayor producción fue el 2020 en medio de la pandemia y queremos pensar que este es solo el comienzo. Quise contar mi experiencia para que tal vez tú te atrevas a soñar y a emprender.

Emprender es una de las cosas más difíciles que he hecho, con todas las subidas y bajadas, este viaje ha sido la experiencia más enriquecedora de mi vida, soy una mujer feliz, ¡no puedo pedir nada más!

 

 

 


4 comentarios


  • Carmen Julia Prieto

    Beatriz, gracias por compartir esta gran experiencia, es muy inspiradora para todas aquellas personas con deseos y sueños de lograr sacar adelante su emprendimiento.


  • Carmen Julia Prieto

    Beatriz, gracias por compartir esta gran experiencia, es muy inspiradora para todas aquellas personas con deseos y sueños de lograr sacar adelante su emprendimiento.


  • Mary

    Gracias por compartir tu historia, de echo los productos son una belleza y la calidad es inigualable, nuevamente mil gracias


  • Diana Diaz

    Excelente lección de vida, no abandones un sueño por el tiempo que pasará, igual el tiempo pasará, gracias Beatriz por tu ejemplo de tenacidad y persistencia.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados